martes, 29 de abril de 2008

Buscando el País Perdido

Foto: www.sobrarbe.com (portal institucional de la comarca)

¡Sobrarbe, que venimos!.... de puenting. A encontrarnos con la multitud que hará lo propio, a invadir los rincones naturales que no tendrán donde esconderse, los pobres. Pero nos da igual. Esperemos que haga bueno y que por fin llegue una escapada grata y primaveral, aunque seguramente también masiva. Suele pasar que lo mejor es el camino, la ilusión del trayecto, los preparativos...se difruta más del viaje que del destino. Pero me da que esta vez lo bueno de verdad estará al llegar.

Luz de Otoño

Ni un ibón hay en todo Sobrarbe
tan profundo como tu mirar,
ni los prados se ondulan al viento
como tus caderas al andar.

No quiero mas patria que tus brazos
cabe en ellos mi país
de Monte Perdido y el valle del Ara
y la deshojada flor de La Solana
a valle Vio y Navaín,
en tus ojos tristes, con la luz de otoño,
como en los cristales de un espejo roto
se reflejan para mi
trocitos de sueños, rostros y paisajes
¡Como podré nunca olvidar estos valles
Si todo me habla de ti!.....


(La Ronda de Boltaña)

El himno de la comarca de Sobrarbe es otro tema de La Ronda de Boltaña: "El País Perdido"

domingo, 27 de abril de 2008

Paseando y mirando con objetivo


¿Qué harán las antenas, captar, o enviar mensajes... del tendedero?

Reloj que no marca bien las horas

Se vende una barca, para quien quiera navegar...

...y pueda soltar amarras

sábado, 26 de abril de 2008

Un día lila



Los días tienen su propio color. Ayer, 25 de abril, fue un día rojo-clavel, como la revolución portuguesa. Hoy ha salido un día lila-reivindicativo. Ese color invadía la arteria principal de Tarragona por donde este mediodía ha habido manifestación para reclamar el derecho al aborto libre. Esta ciudad es la única de todo el Estado, junto con Sevilla, en la que se han abierto pocesos judiciales y se han citado a declarar ya a veinte personas que se han autoinculpado de abortar o haber acompañado a una mujer a abortar. Las autoinculpaicones se hicieron el pasado mes de febrero en el marco de una campaña que quiere denunciar la situación de indefensión en que se encuentran muchas mujeres ante una ley insuficiente y ambigua.


En Barcleona las 2.400 inculpaciones se archivaron. En Tarragona, en cambio, la justicia parece tener recursos y ser rápida en función de las causas: cita sin demora a autoinculpados por aborto mientras es lenta cual tortuga para el resto de cosas.

Eran lilas la chapas, las pancartas y la flores de mi casa, porque a mí me encanta el lila y también que las mujeres puedan decidir libremente lo que más íntimamente les atañe.



Sin duda, el mejor color para estrenar la cámara de fotos.







El ababol


Días y colores. Hay días radiantes, de colorines. De optimismo naif, infantil y algo absurdo, pero a la vez reconfortante. Hay otros días grises, de disciplinada sensatez y triste pragmatismo, de rutina que rueda sola, por la inercia. Y hay días de devastadora y perseverante melancolía. Días sin color.

jueves, 24 de abril de 2008

Vuelve Carmen París "InCubando"

El 13 de mayo saldrá a la venta finalmente el nuevo disco, el tercero, de Carmen París, "InCubando", según se anuncia en su nueva página web:

"Por fin podemos confirmar que el tercer disco de Carmen París se titula “InCubando”, será un CD con doce canciones escritas, arregladas e interpretadas por Carmen París. En la edición digital habrá un tema extra.
Llega a las tiendas el 13 de mayo. Es la tercera pica discográfica de Carmen París en el Flandes de la música española, tras aquel aldabonazo llamado “Pa´ mi genio” (2002) y el reivindicativo “Jotera lo serás tú”.
Ahora Cuba lo tiñe todo, y la multiplicidad de géneros que caracteriza a la aragonesa estalla en mil direcciones".

Haciendo boca estoy con "El caramelo". Preciosa, rumbera, intensa...



De mi altar el caramelo
desenvuelto para ti.
De mi altar el caramelo,
de mi altar el caramelo,
ni lo tienes que pedir.

por tu ser
delicia mía
se me ha abierto un ventanal
y no sé si habrá una cosa
que ahora me pueda asustar


Ando todo el día dale que te pego con el estribillo, oye. Qué grande que es esta mujer, tan frágil que parece.

sábado, 19 de abril de 2008

Sábado por la mañana

Lo bueno de despertarse a las ocho de la mañana un sábado ( no por voluntad propia, claro, sino por obra y gracia - qué gracia- de los seres menudos que llevan tu sangre) es que además de poder planificar el día con tiempo y sin agobios, y ver qué ricos están mis niños por la mañana con sus pijamas de animalitos, puedes repasar tranquilamente la prensa digital, los blogs habituales y las páginas de interés. Todo ello con la taza de leche con nescafé al lado, sin prisas. Y también con los dibujos animados de fondo, pero eso es igual.

A las ocho y media de la mañana, según la página de inicio del país, hoy era jueves 1 de enero de 1970. He hecho rápidamente una captura de pantalla para inmortalizar el momento. Claro, unos minutos después lo han arreglado, pero aquí queda constancia de la vuelta momentánea al pasado, aunque con tecnología del futuro, que también falla. Incluso les falla a los mega-grupos de comunicación multimedia y multitecnológicos... ja. ja, ja. (Un clic en la imagen par verla ampliada)



Y a las 9 de la mañana me he detenido en un artículo sobre la muerte de Rosario Sanchez Mora "La Dinamitera" que publica el diario Público. Tan intenso, emocionante y bien escrito, que no puedo resistirme a transcribir las primeras frases y a enlazar todo el texto.

La tricolor despide a un mito de la lucha miliciana
Un centenar de personas acude al entierro en Madrid de Rosario ‘la Dinamitera’
JUANMA ROMERO - Madrid - 18/04/200
Cuando cayó sobre el féretro la bandera tricolor, la republicana, empezó a llover. Las gotas fueron engordando hasta convertirse en granizo ligero de primavera. Tal vez fue sólo eso. Coincidencia. Tras una tregua de varios minutos, el cielo volvía a plañir en Madrid. Pero ese paréntesis encajó, meticuloso, en el entierro de un mito para la historia. La lluvia quiso detenerse en la despedida roja. (Leer texto completo).

Después me he encontrado con este titular del Periódico de Aragón:

Madrid garantiza que el trasvase a Barcelona es temporal y reversible

Y sería por el sueño que aún arrastraba, pero por un momento he creído que hablaban de un anorak y no de un trasvase.

viernes, 18 de abril de 2008

Al plan, plan, y al trasvase, trasvase

No es lo mismo que el Plan Hidrológico, ni en cantidad, ni en daño ecologico. No, no lo es. Pero echar mano del agua del Ebro es un error medioambiental y político de consecuencias graves. Y sí, continúa siendo un trasvase, digan lo que digan, lo llamen como lo llamen. Marcelino ya ha cambiado de opinión. Pues no, no nos convencerán, ni unos ni otros. No se puede engañar a la gente, ni dar munición al enemigo, que ahora aprovecha para reclamar el Plan Hidrologico en su devastadora totalidad. No se puede decir cogemos un poco de agua y sólo para un rato, porque quizás después no sera sólo un poco, ni sólo para un rato. Las tuberías ya estarán puestas.
Y, ¿quien podrá legitimamente negar ahora una acción similar para beneficiar a otros territorios?. Y ya está bien de hacernos sentir insolidarios a los que nos oponemos a que se toque una sóla gota de agua más del Ebro. Nos engañan los que pretenden hacer creer que esto es el Plan Hidrológico y nos engañan, también, los que prometieron que el Ebro no se tocaría y que jamás avalarían un trasvase. Nos engañan y además nos defraudan, y como mínimo deberíamos ser conscientes de ello. ¡Que ya vale!.

Y ya vale, también, de demonizar a "los catalanes", porque la decisión es de los políticos y gobernantes y no de los ciudadanos. Y los ciudadanos de más al sur de Cataluña son, ahora mismo, los más beligerantes de todos a la hora de decir NO a este trasvase . Más que Marcelino, por supuesto, y más que el presidente murciano y el valenciano que sólo quieren sacar rédito político de una nueva guerra del agua y de una nueva confrontación entre territorios.

Sal, mucha sal, sacos y sacos de sal para todos ellos. Por ineptos, por malos gobernantes y por mentirosos.

Miembros de la Plataforma en Defensa de l'Ebre echando sal, en contra del trasvase, a las puertas de la Delegación de la Generalitat en Tortosa, este viernes. FOTO: EFE

miércoles, 16 de abril de 2008

Con los ojos cerrados


La actiz Sarah Polley en un fotograma de la película "Mi vida sin mí"

La ausencia no es el vacío. Hay ausencias que ocupan un espacio enorme, que se sienten, prácticamente se tocan y se oyen. Casi se ven, sólo hay que cerrar los ojos. Vayas donde vayas te acompañan. Es inútil ignorarlas. A esas ausencias hay que acomodarlas, alimentarlas y darles las buenas noches antes de dormir.


Cant de l'enyor. Lluís Llach, Mª del Mar Bonet y Marina Rossell

martes, 15 de abril de 2008

El tío Paco

Esta madrugada me he despertado gritando y dando un salto en la cama. Se me había aparecido mi tío Paco en un sueño. Me preguntaba si necesitaba algo. Es extraño, porque era tío consorte, quiero decir que era el marido de mi tía Pilarín, la propiamente consanguínea por así decirlo, porque ella es prima hermana de mi abuela. Pero el tío Paco era un ser que se hacía querer. Le encantaba explicarse y escucharse. Tenía un pronto algo histriónico, se encendía y subía como el suflé, para después volver otra vez a la calma. Él mismo apagaba enseguida los incendios que desataba. Le encantaba explicarnos sus historias que eran historia pura: sobre la Guerra civil,
cuando fue oficial de aviación en la República, su paso por un campo de concentración, y sobre todo como se tiró en paracaídas al ser abatido su avión, antes de ser apresado. Siempre contaba, con la misma precisión y pasión, que creía que iba a morir porque no tenía fuerzas para activar el artilugio tirando de la anilla. "Este dedico me salvó", nos contaba de pequeños, y levantaba su dedo corazón. Siempre acababa sus explicaciones con la muletilla, ¿entiendes?.

El tío Paco estuvo en la clandestinidad, participando en la reorganización del PCE i el maquis de Aragón, después de pasarse unos cuantos años en Francia. Cuando volvió al pueblo dio clases de francés durante mucho tiempo. Llegada la democracia, estuvo batallando con la Asociación de Aviadores de la República por el reconocimiento de los derechos de los militares republicanos, que finalmente consiguieron. Pudo así retirarse dignamente y no dejó de acudir en vacaciones a las residencias para ex-militares, aunque le incomodaba encontrarse también con los del otro bando. "Más les jode a ellos", decía. Esta noche, el tío Paco, Don Francisco, en la correspondiente esquela del Heraldo, me preguntaba si quería algo. Estaba joven, alto -que lo era- y con la voz clara. Me ha pegado un susto tremendo. He tenido que lanzar un grito para ver si me despertaba, consciente de que era un muerto el que me hablaba.

Murió hace unos años en Francia, en casa de unos amigos a los que visitaba con frecuencia. Francia era su segundo país, si no el primero. Lo enterraron en el pueblo sin los honores que merecía. De Zaragoza no vinieron cargos políticos ni representantes de los partidos por los que se jugó la vida en la guerra y se partió la cara en el pueblo, donde fue alcalde. Durante el entierro llovía, pero mi madre y yo sostuvimos todo el rato un centro de flores con los colores de la República que enviaron sus amigos franceses. Llorábamos con tanta rabia como pena. Aún me parece oírlo, como esta noche, con su voz potente y su nariz prominente diciendo ¿entiendes?.

lunes, 14 de abril de 2008

14 de abril

"Tranquilos, vengo del futuro a traeros algo mejor (en el anuncio de Neutrex)". Es la cita con la que empieza el libro delirante y divertido que me estoy leyendo. Y sí, parece que lo mejor tendrá que venir del futuro, porque el presente continúa tan monárquicamente inamovible y rancio como siempre. Ni el personal, ni los que gobiernan parecen muy dispuestos a cambiar algo. A este paso, la tercera República no llega como no nos la traiga la hortera galáctica del anuncio de lejía de la tele.

Aunque, en Aragón, los acordes republicanos nunca han dejado de sonar... Aragón y República, en la sangre y en el corazón.


Dance de los Mayordomos de Benasque

jueves, 10 de abril de 2008

¿Hasta cuándo?

Un hombre mata a su exesposa y al actual compañero de ella y se suicida en Guadalajara
• La mujer había denunciado por malos tratos a su exmarido, militar
• El agresor ha cometido los hechos en presencia de su hijo de 4 años (El Periódico.com)
__________
Cuando leo noticias tan terribles como la de hoy mismo me pregunto por qué narices los hijoputas estos no empiezan por el final... suicidándose.

miércoles, 9 de abril de 2008

¿A dónde irán?

¿A dónde irán esas palabras y expresiones con las que crecemos pero que irán desapareciendo con las generaciones que nos sucedan, al menos las mías, alejadas geográficamente y lingüísticamente de ellas?. Lo pienso cada vez que mi madre me riñe porque me ve esbarillada, o flaca como un chiflete, según el caso y siempre exagerando. O cuando me dice que cene en la mesa y no en el alda. O que alguien tiene mal calitre, o que tal cosa está arguellada. Lo pienso cuando recuerdo a mi abuela quejándose de nuestras zalagardas, utilizando el badil después de escobar y tirando la basura al pozal.

¿A dónde irán los empandullos y los bochinches, los chandríos, incluso los zancochos en los que nos podemos ver metidos, o los estrapalucios que podemos montar?. No tardando, los chicos no se esbarizaran, ni se esmorrarán, ni se estalapizarán, ni pleitiarán, ni se darán un empentón, o un tozolón y, claro, no se estozolarán ni se harán una cuquera. Tampoco se harán mal en el tozuelo yendo a cotenas. Ni siquiera darán mucho mal y nadie les dirá que son unos zangüengos. No les enseñaran a ser escoscados ni a recoger todos los zarrios, ni sabrán ir china chana.

No habrá modorros, ni jautos, ni záforas, ni caloyos, ni estalentaos, ni somardas, ni trapaceros y aún peor, quizás tampoco desustanciados, que es una palabra tremenda en sí misma. ¿Hay algo peor que no tener sustancia?. Mis descendientes tampoco cogerán capazos y no harán las cosas en el inte, ni al tentón. Ni les darán pampurrias, ni tendran rayadas después de quedarse ceretos o cuando les dé un torzón. Tampoco irán al monte a coger rebollones o chordón con un banasto esganguillado y nada les hará duelo.

Aunque lo peor sería, sin duda, que llegasen a olvidar que hay que vivir la vida con rasmia y sin reblar.

(Traducción libre según el uso propio y familiar)
esbarado: resbalado, delgado
chiflete: silbato
alda: en el alda, en la falda
calitre: mal calitre, mal aspecto
arguellado: sin lustre
zalagardas: travesuras
badil: recogedor de basura
escobar: barrer
pozal: cubo
empandullo: lio, embrollo
bochinche: lio, alboroto, confusión
chandrío: chapuza
zancocho: chapuza
estrapalucio: un estropicio con ruido
esmorrarse: darse de morros en el suelo
estalapizarse: caerse
pelitiar: reñir
empentón: empujón
tozolón: caída
estozolarse: caerse
cuquera: herida en la cabeza, chichón
tozuelo: cabeza
cotenas: a cotenas, a horcajadas,
dar mal: pues eso, dar mal, incordiar
zangüengo: vago
escoscado: pulcro, limpio
zarrios: enredos, cachivaches
china chana: despacio, con calma
záforas : manazas, torpe
estalentao: sin conocimiento,
caloyo: soso, bobo, insulso
somarda: socarrón
trapacero: poco claro, que pretende engañar con triquiñuelas
desustanciado: sin sustancia
coger capazos: pararse a hablar en el trayecto
en el inte: en el momento, ahora
al tentón: a tientas
pampurrias: mala gana, asco
rayadas: dolores punzantes,
cereto: harto de comer
torzón: dolor intenso de tripa por haber comido mucho
rebollón: rovellón,
chordón: frambuesa
banasto: cesto
esganguillado: deteriorado
hacer duelo: dar lástima, apenar
rasmia: fuerza, sangre, coraje,
reblar: claudicar, rendirse

(y tantas otras que me dejo..)

El ababol

A veces, una sóla expresión te transporta a casa, aunque la nave se encuentre vagando por una galaxia lejana



lunes, 7 de abril de 2008

Como en Springfield

No podía acertar más el dibujante Napi en su chiste sobre la fuga radiactiva de la central nuclear de Ascó. La cosa, efectivamente, recuerda a los Simpson y a la central de Springfield. Obviamente, los amos de la nuclear de aquí deben ser clavaditos al Sr. Burns.


Una canción

Ésta es una canción de domingo por la tarde, pero la cuelgo hoy porque me gusta y porque suena igual de bien cualquier día. Quizás también porque este lunes se parece bastante a un domingo por la tarde. Es de Gabriel Abril, que además de escribir y cantar canciones, tiene un blog estupendo.

Video thumbnail.


domingo, 6 de abril de 2008

Partículas de preocupación

Lo de las partículas radiactivas me tiene preocupada. Dicen los de la central nuclear Ascó I, donde ha habido la fuga, que no es nada, que no ha pasado de las propias instalaciones y que todo es mínimo (Leer aquí la información de El Periódico). Siempre es mínimo hasta que se descubre que no lo era tanto. La experiencia me dice que hay que multiplicar por diez las magnitudes y las gravedades que reconocen los responsables de las industrias, en general, cuando registran un accidente. Ahora se sabe que las partículas de ayer no son de ayer, sino que andaban flotando por la central desde noviembre. Hablan de las partículas como si fueran champiñones o fresas silvestres, que estan por ahí pero que se pueden volver a recoger..., ¿por qué será que la explicación me inquieta más que me tranquiliza?. Como para creerse todo lo demás.

Las averías de las centrales nucleares más próximas (Vandellós y los dos grupos de Ascó) son constantes. Cuando no es una turbina, son unos filtros, o el sistema de refrigeración. Cualquier día dirán que les ha fallado el delco. Igual nos lo creemos. Tenemos unas centrales antiguas, llenas de remiendos, pero la dependencia energética de las nucleares es tan grande que, aunque se anuncian moratorias, nadie de los que tienen capacidad para decidir estas cosas cree seriamente que se pueda prescindir de ellas. No se planifican, ni se crean ni se implantan alternativas con criterio y eficacia , y mucho menos convicción. Endesa e Iberdrola, propietarias de esas plantas, estan encantadas. No se molestan en invertir ni en mejorar. De vez en cuando pagan las insignificantes sanciones que para sus arcas representan las multas del Consejo de Seguridad Nuclear, y tan felices. Como mucho van poniendo pegotes a sus centrales-feber mientras nos van comunicando (cuando ya no hay más remedio porque interviene el Consejo de Seguridad Nuclear, que si no, de qué) "pequeños" incidentes sin importancia.

Cualquier día nos levantaremos fosforescentes y brillaremos por la noche. Y, por supuesto, no será por sus fugas radiactivas.


Greenpeace también se preocupa, ¿y quién no?
La hemeroteca sobre averías, incidentes y accidentes de las nucleares también incita a la preocupación. Y eso examinando, únicamente, lo que ha pasado el último año en las centrales de Ascó y Vandellòs.
(Fuente El País.com)

sábado, 5 de abril de 2008

Por fin

Parecía tener todo hoy un colorido y una luminosidad diferente. Igual es por las partículas radiactivas que andan por ahí sueltas llegadas desde una nuclear no muy lejana, pero prefiero pensar que es cosa de la primavera, que por fin se desparrama con toda su intensidad. Para celebrarlo me he estrenado el conjunto de mimbre de liquidación (¡sólo 60 euros todo!) del Caprabo de Calafell, convenientemente trasladado y no sin dificultad, al porchecito delantero de mi casa. Y me he dejado querer por el sol hasta quedarme casi frita, con el libro en la tripa. Un gustico que pa qué. Y me da que sí, que es la primavera, hermosa, cálida, mediterránea... como la dansa que la anuncia y como la voz y la mujer que la cantan.

Maria del Mar Bonet - La dansa de la primavera

miércoles, 2 de abril de 2008

Imaginando primaveras

Observo a mi alrededor intentos claros de boicot a la primavera. Hay persistencia y empeño. Ya hace días que no hablo del vecino de al lado, que es majo, educado, y prudente, pero que le tiene la guerra declarada al reino vegetal. El último combate lo han perdido los cipreses que tenía plantados, majísimos, en el muro de entrada a su casa. Estaban estupendos, verdes, fuertes tupidos..., pues hace unos días agarró la sierra y, a lo Eduardo manostijeras, zaca, fulminó a los arbolitos. Primero los podó, aún no sé para qué, igual era un ritual de tortura vegetal que desconozco, y después los arrancó. Acto seguido -bueno, no muy seguido porque las auto-obras de urbanización tienen su tempo- levantó algo más el muro. Días después observé que allí donde antes hubo vida en forma de ciprés hay ahora una especie de espumillón de plástico o poliuterano. De color verde, eso sí. Si le pone unas bolas, y unas lucecitas tenemos Navidad todo el año. Se le ve encantado y satisfecho con su obra, tanto, que el otro día que andaba dándole los últimos toques desde la calle, tuve que mentirle. No fui capaz de serle sincera. Me autoconcedí el Oscar a la interpretación. Le dije:"¡Uy, que bien te ha quedado!". Las mentiras, cuanto más gordas y desproporcionadas son, menos cuesta soltarlas porque creas distancia.

En el trabajo, el paso de las estaciones no se percibe. Aunque la primavera meteorológica ha llegado, allí continúa el invierno. Tenemos microclima, siempre 10 grados por debajo de la temperatura exterior. A veces, fuera, hace un sol resplandeciente y no te enteras. Las calles que rodean los bajos donde están las oficinas son estrechas y hay edificios altos al otro lado, así que el sol tendría que hacer esfuerzos ímprobos, casi contorsionismo, para tocar las ventanas. Aunque parezca mentira, a veces los hace, pero entonces, alguno de los compañeros se apresta a cerrar las cortinillas, ésas de listones de aluminio. Vuelta y media a la varilla y ni un átomo de luz. Es que les da el sol en la pantalla del ordenador y no la ven bien, dicen. Que se refleje la luz en los monitores es una tragedia sólo superada por "que se pete el servidor". Cuando un rayo incauto que se cuela, ¡zas! exterminado. Son informáticos. Les va lo de la madriguera. Supongo que también podrían ser espeleólogos o mineros.

Las plantas que a veces ha habido en algun estante han ido cayendo una tras otra. Obviamente, porque no hay margen para la fotosíntesis. A mí me pasa como a ellas. También me mustio sin luz. Así que, varada entre el asiento ergonómico, la mesa del ordenador y el reposapiés me imagino funciones clorofílicas y polinizaciones para reverdecer el paisaje, aunque sólo sea el interior. Así van floreciendo sin parar primaveras inventadas, a todo color. No deja de hacer frío y la luz continúa igual de esquiva pero la cosa se hace mucho más llevadera.

El ababol

La imaginación es el único fármaco que existe para combatir la realidad cuando ésta parece inmutable. El tratamiento es sencillo, la automedicación está permitida y no se conocen muertes por sobredosis. Sólo algún caso de adicción.

martes, 1 de abril de 2008

La hora

El cambio horario es estupendo. Nos da una excusa, una coartada y una explicación para casi todo. No se puede dormir por la hora, damos vueltas y vueltas por la hora, la mente en nebulosa, o en el más allá, por la dichosa hora. Igual que la súbita mala leche, o la repentina alegría. Es fantástico. Hay que aprovechar porque se supone que el período de adaptación son sólo unos días.