lunes, 28 de diciembre de 2009

Sueños


Si los sueños fueran sencillos de alcanzar, si se cumplieran a la primera, dejarían de ser sueños. Y no haría falta la palabra soñar, porque bastaría con otras como planificar, programar, prever... Para que haya sueños debe haber también decepciones, frustraciones y fracasos. Debe haber incertidumbre y dudas sobre la posibilidad de hacer realidad el sueño. El sólo hecho de dudar nos indica que, sin darnos cuenta, ya estamos volviendo a soñar.

Como dice Serrat, (gracias Mamen):
"Per construir un bell somni cal a més, a més, ser prou eixerit quan es gira la fortuna per sortir d'entre les runes i fer-ne un altre tot seguit".

viernes, 25 de diciembre de 2009

Ir y volver

Como tantas Navidades volví al reconfortante calor familiar y al país del cierzo, ese viento alocado que nos hace hervir el corazón. Y en sólo unas horas empecé a añorar el mar, esa inmensidad de olas que no tiene límites. Esta tarde, atravesando el desierto que me llevaba de vuelta, otra vez, al Mediterráneo he pensado que quizás mi patria esté en algún punto que ignoro de la autopista AP-2.
¡Feliz Navidad!

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Donde no puede alcanzar la mirada

Hasta lo más hondo, allí donde no alcanzan la mirada, la voz, o las caricias, llega a menudo la música.



If it be your will,
that a voice be true
from this broken hill,
I will sing to you

Leonard Cohen

domingo, 13 de diciembre de 2009

Retrato

- Mama, el próximo fin de semana te haré un dibujo corriendo.
Y ha llegado el día y le ha salido un retrato preciosísimo, con cola de caballo, aire saliendo por la boca, y su firma, naturalmente. A ver si hay Velázquez que lo supere.

domingo, 6 de diciembre de 2009

El color de la esperanza

FOTO: EFE/Público edición digital

Decenas de miles de ciudadanos italianos se manifestaron ayer por las calles de Roma, tras una convocatoria espontánea surgida en Facebook. Piden la dimisión de Berlusconi, una vez el primer ministro ha perdido la inmunidad parlamentaria y claman por la dignidad de las instituciones de su país. Leo en la edición digital de Público:

SANDRA BUXADERAS - 06/12/2009 La Italia que todavía cree en el respeto por las instituciones democráticas despierta de su letargo y desánimo. Decenas de miles de personas de todas las tendencias políticas tomaron ayer las calles de Roma para expresar su indignación por la deriva populista y personalista del primer ministro Silvio Berlusconi, clamar contra sus ataques a las instituciones y sus leyes a medida para eludir la Justicia, y para exigir a la oposición que ejerza de auténtica alternativa.
Leer más

Han hecho de la petición de dimisión de Belusconi su lema, y del color violeta, el símbolo de su rechazo a Il Cavaliere y a sus maneras ilegales, prepotentes e indignas de gobernar. Piden a los ciudadanos que les sigan colgando telas de color violeta en ventanas y balcones.
Siempre he tenido debilidad por los violetas y los lilas, así que no me costará seguir su llamamiento colgandome telas y abalorios de ese color en mí misma. Sí, el auténtico color de la esperanza no es el verde, sino el violeta. Ya me lo parecía.

viernes, 4 de diciembre de 2009

La misma luna

Estos días hemos tenido una luna llena preciosa, oronda, bella y generosa. A diferencia de otros elementos naturales como la lluvia, las nubes o el sol, la luna es ecuánime y justa. Ofrece siempre la misma cara a todo el mundo, sin distingos, la veamos desde donde la veamos: en uno u otro continente, a un lado u otro de los océanos, en la cumbre o en el valle. Así que, además de su hermosa apariencia, a la luna habría que reconocerle y agradecerle su profundo sentido de la justicia y esa permanente demostración de democracia poética.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Naturaleza


La naturaleza está ahí, sóla, esperando ojos que la revelen, corazones que la sientan. Desde sus montes o sus llanos, desde sus bosques o sus praderas, la naturaleza es en principio una expectativa, una oquedad para ser llenada, una propuesta para el augurio.
Es tan antigua como el universo, aunque sea apenas un trocito de esa inmensidad. En la naturaleza surge y se levanta la vida. Aun en pleno desierto, crea su oasis. Tan sólo somos libres cuando encontramos nuestro oasis.
Como dejó escrito una de los heterónimos de Pessoa, "el único sentido oculto de las cosas es no tener sentido oculto". Pues bien, la naturaleza no tiene sentido oculto. Preexiste y existe a la vista de todos.
Cada sobreviviente es una humilde rebanada de la naturaleza. O sea que vos sos naturaleza. Y yo también, por suerte yo también.
( Mario Benedetti. Naturaleza. Vivir Adrede, Alfaguara 2007)