domingo, 28 de febrero de 2010

Aletear

No hay distancias largas cuando se trata de volar. No importa si las alas son pequeñas. Lo importante es no dejar de aletear.

viernes, 26 de febrero de 2010

Little Miss Sunshine

Little miss Sunshine es una maravillosa película, reconocida y premiada, que vi hace un par de años, no de estreno, sino en la tele. Hace un par de meses la volví a ver. Fue la peli escogida en el Instituto de mi hijo para acercarnos a padres y alumnos a un nuevo taller sobre educación en la igualdad que imparten en el centro. Una iniciativa realmente interesante, que pretende que los adolescentes analicen sus propios comportamientos y actitudes, que interioricen los valores sobre la igualdad y que reflexionen sobre los estereotipos y los prejuicios con los que crecemos. La elección de la película no podía ser más acertada. Precisamente, porque desenmascara la hipocresía del culto a la apariencia, de lo políticamente correcto y pone en duda el concepto de triunfadores y perdedores. Lo hace, además, de un modo tan natural, tan simple, tan auténtico que es imposible no emocionarse en muchos casos y no reír en tantos otros.
Al fin y al cabo, drama y comedia, aunque opuestos, se dan muy a menudo la mano. Sólo hay que abrir bien los ojos para verlo. He vuelto a pensar en esa película y he recordado la escena impagable de la familia intentando arrancar la vieja furgoneta a la carrera.
Sonriendo en la adversidad. Como la vida misma.

(He encontrado la escena. Empieza después de la introduccion -mejor saltarse el primer minuto- del individuo que aparece al principio del video).

Buen fin de semana.


http://blip.tv/file/217807/

domingo, 21 de febrero de 2010

Mirar hacia arriba


No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico siempre ha tenido
una agradable propensión a los sueños
a que los insectos suban por las piernas
y la melancolía baje por los brazos
hasta que uno cierra los puños y la atrapa.

Después de todo, el sercreto es mirar hacia arriba
y ver cómo las nubes se disputan las copas
y ver cómo los nidos se disputan los pájaros.

Mario Bendetti. A la izquierda del roble (fragmento).


Ver cómo las nubes quieren anidar en las ramas

...tocar las campanas

y acariciar las rocas

miércoles, 17 de febrero de 2010

A cappella

Esta tarde me he ido a correr sin música. Por probar. Y ha estado bien. Los pensamientos a cappella aún se oyen mejor, con más intensidad. Los pensamientos son tremendos, a veces, van a todo volumen y te parece que cualquiera puede oírlos. Por suerte nunca pasa. Digo por suerte porque los pensamientos son ese tesoro de cada cual y sólo cada cual debe decidir si los comparte o se los guarda. Pensar sin interferencias y en solitario está bien. Es necesario. Se organiza una la intendencia mental. Los inconvenientes, las dificultades, las preocupaciones... lo son menos cuando en la cabeza anda ordenado lo esencial.

Correr sin música tambien permite oír mejor lo que va más allá del interior y directamente se verbaliza. Así, que me he oído mejor a mí misma cuando he devuelto los ladridos a los perros-caballo que asoman por las verjas de la urbanización. También me he oído mejor respondiendo a los capullos de turno que pitan excedidos en velocidad (los coches) y menguados de neuronas (los conductores) mientras gesticulan obscenamente al verme correr cerca de la carretera. Sí, sin música ni auriculares ese ¡tontolaba! o alternativamente ¡mia-ques-tontolaba! que fluye de mi interior hacia el exterior de modo natural e instintivo se escucha rotundo y nítido. Un gusto. Y sin peligro, además, porque para cuando he acabado de desahogarme ellos andan varios kilómetros más allá, más cerca del ídem también, a juzgar por la velocidad que llevan. Los autores de esas neardentaladas no saben (¡qué van a saber, ignorantes!), que la mala leche que me generan me la paso yo por el arco de triunfo y además me la reconvierto en energía cinética. O sea, que aún corro más.
Correr a cappella también me permite escuchar mejor las interjecciones de ánimo que me profiero a modo de autoayuda, esos ¡tira!, ¡venga!, ¡hala!, cuando las fuerzas flojean o viene cuesta. Y tambien se escuchan mejor la respiración, el esfuerzo, y el latido. Esas cosas que no quiero olvidar cómo suenan.

jueves, 11 de febrero de 2010

El camino que lleva a la esencia

Media vida creyendo que se trata de acumular: bienes, honores, aplausos... y un día comprendes que se trata de lo contrario, de simplificar, como en las fracciones y las ecuaciones matemáticas. Distinguir lo accesorio y quedarse con lo esencial.



I tot passant les primaveres
la vida haurà de despullar-me
d’inútils túniques per al camí
que duu cap a l’essència
on només cal un desig d’amor,
un poble i una barca...


Alè. Lluís Llach

Y con el paso de las primaveras
la vida tendrá que desnudarme
de túnicas inútiles para el camino
que lleva hacia la esencia
donde sólo es necesario un deseo
de amor, un pueblo y una barca.


Letra y traducción

lunes, 8 de febrero de 2010

Lo que nos devuelve el monte

Éste fue un domingo de excursión. Subimos y bajamos por un bosquecillo bien majo. Desde arriba, la vistas eran increíbles y los bocadillos sabían a gloria. Pero lo mejor, como siempre, fueron los momentos impagables. El pequeño decidió echar unos gritos, a ver si se los devolvía la montaña. Como un poseso se puso a gritar: ¡queeeco, queeeco!!! El mayor y yo nos mirábamos aguantándonos la risa. Sin decir ni pío, sin enmendarle, a ver si reincidía y podíamos seguir desternillándonos en silencio. Habría que grabarlo, me dijo el mayor en voz baja, mientras el otro insistía a pleno pulmón: ¡queeeeco... queeeco...queeeco!
El monte le devolvió su queco y a nosotros las risas. No le corregimos. Tocaba saborear el momento. Otro día le explicaremos que le sobraba la qu.

Subiendo por el bosque

La ermita de Sant Joan (Montblanc) en lo alto

Vistas de Montblanc y parte de la comarca

viernes, 5 de febrero de 2010

No es país para pobres

Anda Zapatero rezando con Obama y San Ibex se desploma descreído. No cree en la economía española. Casi tan difícil como creer en Dios. Mientras Zapatero reza, el mandamás del Fondo Monetario Internacional nos impone penitencia y dice que habrá que aplicar medidas dolorosas. Ya me duele la riñonada, que es donde nos cascarán. Sin piedad. Y hasta que seamos muy mayores, además. No es país para viejos, sobre todo, si se es pobre. Si se es rico, se puede ser viejo y no jubilarse, como Botín y su ídem, que no deja de crecer mientras nuestros bolsillos van menguando. Me fío de las leyes físicas (de las otras no tanto): la energía no se destruye, sólo se transforma. O sea, que lo que se cuela por nuestros raquíticos bolsillos no desaparece, va a la cartera de Botín. Fijo. La cartera de Botín se hincha de manera desmedida pero no explota, a diferencia de las burbujas inmobiliarias. Algunos creían tener una casa, o un empleo y ahora se dan cuenta de que sólo tienen un papel mojado de jabón. Burbuja aplastada, sin aire ni color. Restos de la codicia de unos, de la inoperancia de otros y de la desesperación de muchos.
No es país para pobres.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Mallacán

Mallacán ha recibido un premio. Es una gran noticia porque son buenos, contundentes, y a la vez sensibles a los temas que importan, y además tienen la virtud de insuflar energía y ánimo. Y en aragonés. Valientes, ellos.
Los XI Premios de la musica aragonesa los premiaron anoche dentro de la categoría de Mejor canción en lengua minoritaria aragonesa por Canta trista d’Irina de su último disco Mar de Suenios. Es una hermosa canción. Cuelgo el clip oficial, y del anterior disco dejo Zierzo, que es una de las que más me gustan. Es que es oírla y entrarme ganas de correr. Zierzo y la música de Mallacán han hecho muchos kilómetros conmigo, ¡y los que nos quedaaaaan!



Zierzo
O mal orache nos dixa por fin
Soi combenziu, lo sol plegará
Ya somos dispiertos d’a modorra
Cal prenzipiar a zangarriar.

Parixe que güei as boiras marchan luen d’astí
Anque dizen que bi abrá pedregada
Nusatros si que somos a pior tronada
Y l’airera zereña que no s’atura pas!!!

Tornamos á beyer-nos güei astí
Todas y toz en o mesmo puesto
Siempre bi ha una carrera que plenar,
Y muitas bocas que callar.

Anque nos fagan mal os piez d’espeduquiar
Sapez que encara queda una costera.
Agora si que no podemos trepuzar.
Lo que baxemos dimpués caldrá puyar-lo.

Somos o zierzo
Y no dixamos de bufar.
Airera somos
Que tot lo mete á bolar…

Antis de plegar a primabera
As murallas de fierro ban cayer
As mentiras que ya no s’amagan
Como as flors tornan á crexer.

Y en plegar o estiu, a ixuquera afogará os mons.
Garra bateauguas resistirá.
A pedregada qe gomecaremos
Tot se torna en mallacán.

(Zierzo - Mallacán. Del disco País Zierzo)

lunes, 1 de febrero de 2010

Viento

El viento, brisa suave o vendaval incontenible, no desaparece nunca. Los días en calma, invisible y silencioso, el viento sigue tocando las cosas, resiguiendo contornos, rellenando huecos, rebosándolos de aire, de nubes y de sueños.