viernes, 30 de abril de 2010

Smile

La inteligencia está sobrevalorada. ¿Quién quiere tener una mirada inteligente pudiendo quedarse con una sonrisa tonta?

Feliz fin de semana. No dejen de sonreír.

miércoles, 28 de abril de 2010

Quello che sento

Los telediarios explicaban hace unos días la impactante noticia de una adolescente croata que despertó del coma hablando fluidamente el alemán, idioma que apenas conocía antes. Que digo yo que, quitando lo del coma, servidora podría despertarse un día de algún sueño normal y corriente hablando el italiano, por ejemplo. El italiano es el idioma del arte en todas su expresiones. El propio idioma es música. Y ya puestos a pedir, me pido también cantar como Carmen Consoli, con esa voz tan personal, esas canciones y esas letras. Por pedir...



Quello che sento, dentro
un cielo immenso, dentro...

sábado, 24 de abril de 2010

¿Impunidad? No gracias

Les engañaron. Les dijeron que esto era una transición modélica, que se pasaba de la dictadura a la democracia sin derramar una gota de sangre, que era lo mejor, algo admirable. A nuestros padres, a nuestros abuelos, les engañaron y a las generaciones sucesivas nos inculcaron la mentira a base de repetirla.
Cierto, fue modélico, pero para ellos: para los torturadores, los asesinos, los cerebros de la represión y los ejecutadores del miedo. Lograron sobrevivir indemnes a la desaparición de su régimen dictatorial y se acomodaron en aquello que venía irremediablemente y que llamaban democracia. Y lo hicieron sin que hubiera contra ellos dedo acusador, sin jucio, sin castigo. Impunes.

La impunidad de sus crímenes resulta tan vomitiva como la impunidad con la que han seguido paseando su ideología fascista, sus símbolos, sus cargos a medida, su sueldos públicos. No habiendo castigo ni condena por sus actos, no ha habido justicia ni reparación para las víctimas. Y tampoco ha habido algo tan necesario como la vergüenza colectiva por lo sucedido. La reprobación judicial era el paso previo y necesario para la condena pública moral. No la hubo, y por ello no ha habido lección aprendida y el tiempo les ha dado nuevas alas, como si la ausencia de acusación y de castigo fuera una especie de legitimación del horror. Error. Horror. No. No se puede legitimar el crimen como no pueden quedar impunes el asesinato y la tortura.

Ahora, los ideólogos del fascismo sí pueden acusar -macabra ironía- a aquellos que intentan poner luz en los crímenes del franquismo. El despropósito es tan esperpéntico y desmesurado, que no hace más que poner de manifiesto lo inevitable: la transición modélica se hunde en el lodo. El tiempo vuelve a la superficie lo que yacía escondido bajo las aguas turbias del silencio y el punto final. La mierda, su mierda, emerge y flota en la superficie. Y hay mucha mierda, tanta, que no se puede tapar ni esconder. Ni se debe. Y esta vez no vamos a dejar que nos engañen como a nuestros padres. Por la dignidad de las víctimas y por nuestra propia dignidad.

lunes, 19 de abril de 2010

Vuelos alternativos

El polvo volcánico nos recuerda que somos simples mamíferos bípedos incapaces de volar. Ahora mismo, un minúsculo abejorro, en el jardín, hace incursiones aéreas infinitamente más largas que cualquiera de nosotros. Quien quiera volar, que lo haga con la imaginación. Sin nubarrones, sin biodraminas, sin ventanillas diminutas.
Acumulemos horas de vuelo sin motor, a cielo abierto. Seamos felices. O intentémoslo.

Las florecillas de mi jardín han vuelto, otra temporada más. Sí, con otro color y otro lustre, pero ahí están dignas, hermosas y estupendas. ¿De qué, si no, iban a acudir los abejorros?

viernes, 16 de abril de 2010

Nubosidad

Se diría que el mundo depende de unas partículas volcánicas surgidas en un territorio inhóspito del norte del globo terráqueo. Preferiría creer como Battiato que no, que ni el trafico aéreo, ni las amenzas terroristas, ni las epidemias globales..., que lo que mueve el mundo es otra cosa.
Algo de optimismo, aunque sea a contracorriente, aunque sólo sea para contrarrestar tanta nube de ceniza volcánica y tanta nube gris en general.

miércoles, 14 de abril de 2010

14 de abril

El día 14 de abril es un día especial y alegre para la memoria colectiva. También para la personal. Un 14 de abril de hace trece años quiso asomarse al mundo mi hijo mayor. Entonces me hizo ilusión que coincidieran las fechas. Ahora me siento orgullosa cuando compruebo que a él también le hace ilusión.

En el blog de Víctor Juan, un fragmento de "Las manos de Julia". Novela inédita. Deben leerlo.

¡Salud y República!

lunes, 12 de abril de 2010

Energía solar

Bajo un sol espléndido

Tan lluvioso y gris y ha salido el lunes que nadie diría que ayer mismo hacía un día soleado, espléndido, primaveral... El tiempo (el meteorológico y también el cronológico) nos recuerda cómo de importantes son los ratitos de sol, ésos de dejar que los rayos nos toquen la cara y de acumular calor para cuando lleguen los días húmedos y nubosos.

El río Francolí, al poco de nacer

jueves, 8 de abril de 2010

Tasio

De vez en cuando me gusta volver a Tasio. Si tuviera que escoger una película de entre las pocas o muchas (todo es relativo) que haya podido ver, me quedaría con la que Montxo Armendáriz rodó en la Sierra de Urbasa en 1984.
Desde la primera vez que la ví, que ya ni me acuerdo, comprendí que era mi película por esas cosas que traspasan la superficie y que a veces no tiene una explicación concreta, porque no se explican, sino que simplemente se sienten. De vez en cuando me gusta volver a Tasio. El dvd es un gran invento.
Volver a Tasio es volver a la esencia, a la raíz: la vida, la pasión, la naturaleza, la libertad. Eso representa el personaje, o eso me parece a mí. Ni sé las veces que habré visto la película, y ni una sóla ha acabado sin que haya soltado la lagrimica. Y no porque sea triste, sino porque la siento, me emociona y me conmueve. De vez en cuando necesito volver a Tasio. Y entonces, vuelvo.

Dejo aquí algunas escenas, aunque en realidad todas, absolutamente todas, fotograma a fotograma, merecen ser vistas.



Y me faltaban éstas otras: las de Tasio y Paulina.



laralala, laralala, lara la la la, laralala... Todo el sábado llevo con la musiqueta en la cabeza.

lunes, 5 de abril de 2010

Que se acaben las vacaciones no es tan triste

Los hay que han echado la Semana Santa en buscar tres millones de euros, como Matas, que ya me gustaría a mí poder buscar 3 millones y encontrarlos. Y no lo duden, los encontrará y demostrará así que ha delinquido, o ¿cómo, si no, se saca uno tanta pasta de la manga?.
Otros se han dedicado estos días a echar balones fuera de la manera más impresentable y a esconder la cabeza bajo el ala, como la iglesia católica y el Papa en el tema de los abusos a menores conocidos y no denunciados. Que lo de esconder les viene de lejos, pero lo de ahora no tiene nombre.
En fin, que pienso que incluso debe haber quien haya aprovechado estas fiestas para viajar, disfrutar de una salida, de un pasárselo estupendo... Y sí, claro, hubiera estado bien elegir esa última opción, pero, ¿pa qué?, con lo a gusto que se está encerradicos y aburridos en casa con nuestros virus infantiles, con esas décimas que no se van para no dejarte salir más que lo justo, y no muy lejos, y con esa vocecilla que te va repitiendo en la cabeza: ¡pordiós qué largas se están haciendo las vacacioneeees!. Ni una triste excursión al monte, oigan.
Mañana, como si nada -de nada- hubiera pasado, tan felices otra vez a la normalidad. Hasta ganicas tengo.