domingo, 5 de septiembre de 2010

Contemplación

Se escurren las vacaciones, y apuro las últimas gotas, las últimas horas de ritmo tranquilo, trabajo cansado pero elegido, chancla playera permanente y mucha contemplación. Las vacaciones invitan a disfrutar de la observación, a recrearse con la vista sin objetivo concreto. He disfrutado todo lo que he podido, a veces, sin salir siquiera del jardín. La naturaleza no se está nunca quieta y mirarla con atención siempre tiene recompensa.

Cuando menos lo esperas, aparecen mariposas de colores. Enormes, increíbles.



O se asoma fugaz algún lucero que anuncia que s'ha feito de nuey

1 comentario:

Mamen dijo...

Qué fotos más bonitas Montse!
Cuando menos te lo esperas pero estás ahí...si cuando digo que la contemplación nos hace libres...
Feliz vuelta al curso escolar con tus hijos.
Un abrazo muy fuerte